depresión?

Introducción

Criterios Diagnósticos
Otros trastornos del estado de ánimo

 

INTRODUCCION

Para realizar un diagnóstico de depresión, es necesario por parte del profesional seguir
determinados procedimientos. Estos procedimientos se ajustan a un sistema de clasificación de enfermedades.
Lo que detallo a continuación son los síntomas que necesariamente deben estar presentes para poder diagnosticar los diferentes tipos de depresiones. Hay más subcategorias que
no se van a ampliar en el presente documento para no entrar en detalles que puedan llegar a
confundir al lector debido a un exceso de información.
Solo serán presentadas las grandes categorías de depresión.

Para poder diagnosticar una depresión el profesional deberá indagar en la historia del paciente, sus manifestaciones clínicas, la presencia de síntomas específicos y el tiempo que lleva dicha sintomatología.
Además de la evaluación clínica puede indicar la realización de estudios adicionales que complementen el diagnóstico. La depresión, en todas sus formas tiene una manera
característica de presentarse, tiene una forma de hablar, de expresarse y de mostrarse diferente.

Una buena evaluación diagnóstica debe incluir una historia médica completa. ¿Cuándo comenzaron los síntomas, cuánto han durado, qué tan serios son? Si el paciente los ha tenido antes, el médico debe averiguar si los síntomas fueron tratados y qué tratamiento se dio.
El médico también debe preguntar acerca del uso de alcohol y drogas, y si el paciente tiene pensamientos de muerte o suicidio. Además, la entrevista debe incluir preguntas sobre otros miembros de la familia. ¿Algún pariente ha tenido depresión y si fue tratado, qué tratamientos recibió y qué tratamientos fueron efectivos?

Por último, una evaluación diagnóstica debe incluir un examen del estado mental para determinar si los patrones de habla, pensamiento o memoria se han afectado, como pasa algunas veces en el caso de enfermedad depresiva o maníaco-depresiva.

La selección del tratamiento dependerá del resultado de la evaluación. Existe una gran variedad de medicamentos antidepresivos y psicoterapias que se pueden utilizar para tratar los trastornos depresivos.

De acuerdo al Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM IV, cada desorden del estado de ánimo está caracterizado por un sistema único de síntomas o de criterios diagnósticos.
A continuación se detallan los criterios diagnósticos utilizados para la clasificación de los trastornos del estado de ánimo.

Trastornos del estado de ánimo

Los trastornos del estado de ánimo incluyen los trastornos que tienen como característica principal una alteración del humor.
Los trastornos incluidos en esta categoría son: trastorno depresivo mayor, trastorno distímico,trastorno bipolar, trastorno ciclotímico, y otros trastornos del estado de ánimo tales como el trastorno debido a una enfermedad médica y el trastorno inducido por sustancias

Haga click aquí para ir al Principio.


CRITERIOS DIAGNOSTICOS


TRASTORNO DEPRESIVO MAYOR

Para diagnosticar un trastorno depresivo mayor deben estar presentes:

A. Cinco (o más) de los siguientes síntomas durante un período de 2 semanas, que representan un cambio respecto a la actividad previa; uno de los síntomas debe ser 1 estado de ánimo depresivo
ó 2) pérdida de interés o de la capacidad para el placer.
Nota: No se incluyen los síntomas que son claramente debidos a enfermedad médica o las ideas delirantes o alucinaciones no congruentes con el estado de ánimo.

1. estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, casi cada día según lo indica el propio sujeto (p. ej., se siente triste o vacío) o la observación realizada por otros (p. ej., llanto). En los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable

2. disminución acusada del interés o de la capacidad para el placer en todas o casi todas las actividades, la mayor parte del día, casi cada día (según refiere el propio sujeto u observan los demás)

3. pérdida importante de peso sin hacer régimen o aumento de peso (p. ej., un cambio de más del 5 % del peso corporal en 1 mes), o pérdida o aumento del apetito casi cada día. Nota: En niños hay que valorar el fracaso en lograr los aumentos de peso esperables

4. insomnio o hipersomnia casi cada día

5. agitación o enlentecimiento psicomotores casi cada día (observable por los demás, no meras sensaciones de inquietud o de estar enlentecido)

6. fatiga o pérdida de energía casi cada día

7. sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos o inapropiados (que pueden ser delirantes) casi cada día (no los simples autorreproches o culpabilidad por el hecho de estar enfermo)

8. disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión, casi cada día (ya sea una atribución subjetiva o una observación ajena)

9. pensamientos recurrentes de muerte (no sólo temor a la muerte), ideación suicida recurrente sin un plan específico o una tentativa de suicidio o un plan específico para suicidarse

B. Los síntomas no cumplen los criterios para un episodio mixto.

C. Los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

D. Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento) o una enfermedad médica (p. ej., hipotiroidismo).

E. Los síntomas no se explican mejor por la presencia de un duelo (p. ej., después de la pérdida de un ser querido), los síntomas persisten durante más de 2 meses o se caracterizan por una acusada incapacidad funcional, preocupaciones mórbidas de inutilidad, ideación suicida, síntomas psicóticos o enlentecimiento psicomotor.

Haga click aquí para ir al Principio.


TRASTORNO DISTIMICO

A. Estado de ánimo crónicamente depresivo la mayor parte del día de la mayoría de los días, manifestado por el sujeto y observado por los demás, durante al menos 2 años. Nota: En los
niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable y la duración deber ser de al menos 1 año.

B. Presencia, mientras está deprimido de dos (o más) de los siguientes síntomas:

  1. Pérdida o aumento de apetito
  2. insomnio o hipersomnia
  3. falta de energía o fatiga
  4. baja autoestima
  5. dificultades para concentrarse o para tomar decisiones
  6. sentimientos de desesperanza

C. Durante un período de dos años (1 año en niños y adolescentes) de la alteración, el sujeto no ha estado sin síntomas de los criterios A y B durante más de dos meses seguidos.

D. No ha habido ningún episodio depresivo mayor durante los 2 primeros años de la alteración.

E. Nunca ha habido un episodio maníaco

F. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un trastorno psicótico crónico,
como son la esquizofrenia o el trastorno delirante.

G. Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (ej: una droga, un medicamento) o a una enfermedad médica (Ver depresión asociada a otras enfermedades).

H. Los síntomas causan un malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.


Haga click aquí para ir al Principio.

TRASTORNOS BIPOLARES BIPOLAR I Y BIPOLAR II

Es un trastorno caracterizado por cambios en el estado de ánimo que van desde la manía (un sentimiento de bienestar, estimulación y grandiosidad exagerado en el cual la persona pierde contacto con la realidad) hasta la depresión (un sentimiento abrumador de tristeza, ansiedad, baja autoestima, que puede incluir pensamientos e intentos suicidas).

En el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders" (Manual Diagnóstico y Estadístico
de los Trastornos Mentales) de la American Psychiatric Association (Asociación Americana de Psiquiatría) se describen dos tipos de trastorno bipolar: tipo I y tipo II.

En el tipo I (anteriormente conocido como trastorno maníaco-depresivo), ha habido al menos un episodio maníaco completo; sin embargo, las personas con este tipo de trastorno también pueden experimentar episodios de depresión mayor.

En el tipo II, los períodos de hipomanía implican síntomas maníacos menos severos que alternan
con, al menos, un episodio depresivo mayor. Cuando los pacientes tienen un período de empeoramiento, pueden estar en un estado maníaco, un estado depresivo o una combinación de ambos.


Trastorno Bipolar I

Las siguientes son algunas de las combinaciones que se presentan en el trastorno bipolar.

Criterios Diagnósticos para el Trastorno Bipolar I (episodio maníaco único)

A. Presencia de un único episodio maníaco, sin episodios depresivos anteriores

B. El episodio maníaco no se explica mejor por presencia de un trastorno esquizoafectivo y no está superpuesto a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

Criterios Diagnósticos para el Trastorno Bipolar I (episodio más reciente hipomaníaco)

A. Actualmente (o el más reciente) en un episodio hipomaníaco

B. Previamente se ha presentado al menos un episodio maníaco o un episodio mixto

C. Los síntomas afectivos provocan un malestar clínicamente significativo o un deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo

D. Los episodios afectivos en los criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un trastorno esquizoafectivo y no está superpuesto a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

Criterios Diagnósticos para el Trastorno Bipolar I (episodio más reciente maníaco)

A. Actualmente (o el más reciente) es un episodio maníaco.

B. Previamente se ha presentado al menos un episodio depresivo mayor, un episodio maníaco o un episodio mixto.

c. Los episodios afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un trastorno esquizoafectivo y no está superpuesto a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

Criterios Diagnósticos para el Trastorno Bipolar I (episodio más reciente mixto)

A. Actualmente ( o el más reciente) es un episodio mixto.

B. Previamente se ha presentado al menos un episodio depresivo mayor, un episodio maníaco o un episodio mixto.

C. Los episodios afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un
trastorno esquizoafectivo y no está superpuesto a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

Criterios Diagnósticos para el Trastorno Bipolar I (episodio más reciente depresivo)

A. Actualmente (o el más reciente) es un episodio depresivo mayor.

B. Previamente se ha presentado al menos un episodio maníaco o un episodio mixto.

C. Los episodios afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un
trastorno esquizoafectivo y no está superpuesto a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

Criterios Diagnósticos para el Trastorno Bipolar I (episodio más reciente no especificado)

A. Actualmente (o en el episodio más reciente) se cumplen los criterios, excepto en la duración,
para un episodio maníaco, hipomaníaco, mixto o episodio depresivo mayor.

B. Previamente se han presentado al menos un episodio maníaco o un episodio mixto.

C. Los síntomas afectivos provocan un malestar clínicamente significativo o un deterioro social,
laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

D. Los episodios afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un
trastorno esquizoafectivo y no está superpuesto a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

E. Los síntomas afectivos en los Criterios A y B no son debidos a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej.: una droga, un medicamento y otro tratamiento) ni a una enfermedad médica
(p. ej.: hipertiroidismo).

Trastorno Bipolar II

La característica esencial del trastorno bipolar II es un curso clínico caracterizado por la aparición de uno o más episodios depresivos mayores acompañados por al menos un episodio hipomaníaco.
La presencia de un episodio maníaco o mixto impide que se realice el diagnóstico de trastorno
bipolar II.

Criterios Diagnósticos para el Trastorno Bipolar II

A. Presencia (o historia) de uno o más episodios depresivos mayores.

B. Presencia (o historia) de al menos un episodio hipomaníaco

c. No ha habido ningún episodio maníaco, ni un episodio mixto.

D. Los síntomas afectivos en los Criterios A y B no se explican mejor por la presencia de un
trastorno esquizoafectivo y no está superpuesto a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

E. Los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social/laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.


Trastorno Ciclotímico

El trastorno ciclotímico se caracteriza por al menos 2 años de numerosos períodos de síntomas hipomaníacos que no cumplen los criterios para ser considerados como un episodio maníaco y numerosos períodos de síntomas depresivos que no cumplen los criterios para un episodio
depresivo mayor.

Criterios Diagnósticos para el Trastorno Ciclotímico

A. Presencia durante al menos 2 años de numerosos períodos de síntomas hipomaníacos y numerosos períodos de síntomas depresivos que no cumplen los criterios para un episodio
depresivo mayor. Nota: En los niños y adolescentes la duración debe ser de al menos 1 año.

B. Durante el período de más de 2 años la persona no ha dejado de presentar los síntomas del Criterio A durante un tiempo superior a los 2 meses.

C. Durante los primeros 2 años de la alteración nos e ha presentado ningún episodio depresivo mayor, episodio maníaco o episodio mixto.

D. Los síntomas del Criterio A no se explican mejor por la presencia de un trastorno
esquizoafectivo y no está superpuesto a una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

E. Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej.: una droga, un medicamento) ni a una enfermedad médica (p. ej.: hipertiroidismo).

F. Los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

Haga click aquí para ir al Principio.


OTROS TRASTORNOS DEL ESTADO DE ANIMO

Trastorno del estado de ánimo debido a una enfermedad médica

La característica esencial del trastono de estado de ánimo debido a enfermedad médica es
una notable y persistente alteración del estado de ánimo que se considera debida a los
efectos fisiológicos directos de la enfermedad médica que el indivio padece.
Ver depresión asociada a otras enfermedades 

Criterios Diagnósticos

A. En el cuadro clínico predomina una notable y persistente alteración del estado de ánimo, caracterizada por uno (o ambos) de los siguientes estados:

1.- estado de ánimo depresivo o notable disminución de intereses o del placer en todas o casi todas las actividades.

2.- estado de ánimo elevado, expansivo o irritable

B. A partir de la historia clínica, la exploración física o de las pruebas de laboratorio, se
encuentra que la alteración es una consecuencia fisiológica directa de una enfermedad médica.

C. La alteración no se explica mejor por la presencia de otra trastorno mental ( p. ej.: un trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo en respuesta al stress de tener una enfermedad médica).

D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium.

E. Los síntomas provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.


Trastorno del estado de ánimo inducido por otras sustancias

La característica esencial del trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias es una
notable y persistente alteración del estado de ánimo que se considera provocada por los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p.el.: droga o medicamento, otro tratamiento somático de la depresión o la exposición a un tóxico)

Criterios Diagnóstico

A. En el cuadro clínico predomina una notable y persistente alteración del estado de ánimo caracterizada por uno (o ambos) de los siguientes estados:

1.- estado de ánimo depresivo o notable disminución de intereses o del placer en todas o casi todas las actividades

2.- estado de ánimo elevado, expansivo o irritable

B. A partir de la historia clínica, la exploración física o de los exámenes de laboratorio hay
pruebas de que:

1.- los síntomas del Criterio A aparecen durante o en el mes siguiente a una intoxicación o abstinencia

2.- el empleo de un medicamento está etiológicamente relacionado con la alteración.

C. La alteración no se explica por la presencia de un trastorno del estado de ánimo que no sea inducido por sustancias.

D. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de un delirium.

E. Los síntomas provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.


Celia Antonini | Crea tu insignia




Untitled Document

Desarrollado por WebAladdin.com